Translate

martes, 21 de febrero de 2017

"For Honor" es uno de los títulos más esperados del primer trimestre del año

"For Honor" es uno de los títulos más esperados del primer trimestre del año

Albereto Sánchez, especialista en IT, nos presenta esta evaluación, destacando que Frenético, divertido, altamente personalizable y los más importante, se aleja totalmente de lo que hemos visto hasta ahora en un triple A centrado en el online.

Tiene mucho que decir sobre este nuevo género multijugador dentro del triple A que inaugura en esta generación de consolas.

“For Honor es un juego eminentemente multijugador.

 Eso es lo primero que tenemos que tener claro y, en cierto modo, tiene algunas similitudes con la estructura jugable de Rainbow Six Siege”.


Suerte de mundo medieval

La parte interesante de la campaña en su lanzamiento, es que da contexto a los acontecimientos del juego, o al menos, nos marca un punto de partida. La premisa de For Honor es la de una suerte de mundo medieval en el que la guerra se ha convertido en eterna y en el que luchan una serie de facciones que serán las que podremos controlar en el juego y que, al igual que el R6 Siege, dentro de cada una tendrá una serie de guerreros con diferentes atributos, diferentes movimientos y armas que podrán ir desbloqueando según vayamos jugando con la moneda que otorga el juego.

Este apartado es interesante, puesto que cada uno de los héroes que permite seleccionar o desbloquear el juego aporta una forma distinta de enfrentar el combate, y las mecánicas de cada personaje influirán enormemente en el gameplay, con personajes grandes y lentos pero extremadamente fuertes y que generan mucho daño, u otros más pequeños y rápidos que generan menos daño pero que permiten un mayor número de golpes en el mismo intervalo de tiempo:

"For Honor" es uno de los títulos más esperados del primer trimestre del año

Despejar las dudas

En su campaña se aprecia que un añadido al online para despejar las dudas de muchos jugadores, buscan siempre la excusa de tener una campaña guiada que enseñe la mayoría de las mecánicas del juego y que sirva para justificar parte del desembolso que representa. Pero lo cierto es que al estar el fuerte de For Honor en su online, y estar toda la experiencia centrada en que el jugador se bata en duelo contra otros jugadores reales, la campaña termina siendo una forma interesante de descansar del multijugador.

Aceptable y entretenida

Eso sí, tiene algunos momentos más que notables y espectaculares, y la mejor forma, sin duda, de probar las diferentes facciones del juego y probar algunas mecánicas que solo se dan en ella. Aceptable y entretenida, pero fácilmente prescindible si lo que buscamos es un buen desafío multijugador. Con todo, la campaña hace un trabajo formidable para enseñar a jugar al jugador, o al menos, le obliga a pasar por casi todas las mecánicas del juego.

Elementos controlados por la IA

Además, algunos modos de juego como dominación incluyen, además de a los jugadores, algunos elementos controlados por la IA como minions, similar a los de los MOBA o a los bots de Titanfall, que aportan un toque extra a unos mapas en algunas ocasiones tan gigantes como vacíos y que, además, nos servirán para conseguir algunos puntos extra.

No aportan un reto muy grande a la partida (a no ser que te pille un buen número de ellos en un momento de baja salud), pero hacen el combate mucho más espectacular. Estos minions se van regenerando automáticamente y sirven para mantener algunas zonas del mapa a raya del enemigo, además de ser la primera línea de defensa/ataque en algunos modos de juego.

For Honor es un juego de mecánicas muy sencillas pero con muchísima profundidad. El juego ofrece sólo tres posiciones de combate a través de un sistema en pantalla que indica la dirección de ataque y defensa, pero el número de combos y movimientos es abrumador si tenemos en cuenta que cada tipo de guerrero tiene los suyos propios, por lo que se antoja un título muy sencillo de aprender, pero muy complicado de dominar.

Por ello, y por la profundidad de dominación del juego, es en los combates individuales donde más se disfruta: batirse en duelo contra otro jugador es una experiencia muy gratificante, que además sirve enormemente para aprender en profundidad las mecánicas del juego.

Sin embargo, y pese a que es uno de los modos más interesantes a simple vista, los enfrentamientos en los que hay más de un jugador por equipo están menos balanceados y, quitando modos como dominación, una muerte puede descompensar enormemente la balanza hacia uno u otro equipo. En pocas palabras, en los combates de 4vs4 que hemos jugado, siempre que ha muerto uno de nuestros equipo —cuando el modo de juego no tiene respawn—, la victoria del combate se ha decantado en todas ocasiones por el equipo más numeroso.

Por mucho que incluya un modo venganza que da una serie de ventajas que, supuestamente, mejoran en combate en minoría. Lógico, por otro lado, pero tremendamente frustrante cuando el matchmaking, que generalmente funciona bastante bien, te mete jugadores en tu equipo de forma descompensada.
"For Honor" es uno de los títulos más esperados del primer trimestre del año


Es muy fácil aprender a jugar

For Honor abre una nueva categoría en los multijugadores de combate en los que la amplitud de movimientos y opciones de combate de cada personajes supone todo un desafío. Es un título en el que es muy fácil aprender a jugar pero muy complicado dominarlo del todo, por lo que es un reto muy interesante para todos aquellos que busquen un multijugador alejado de los shooters en primera o tercera persona, acompañada de una campaña entretenida pero fácilmente olvidable, que sirve más como tutorial que como historia que deje poso.

Gráficas de altura

El título funciona genial, tiene un apartado gráfico a la altura, y los únicos peros que les sacamos es lo limitada de sus mapas y la descompensación de algunos modos de juegos que, pese al modo venganza, decantan facilmente la balanza al equipo que tome la delantera, independientemente, de cómo se tornen las cosas. Sea como sea, es un título al que merece la pena dar una oportunidad por lo diferente, frenético y divertido que se antojan los combates online.

Fuente: Noticias 24