Translate

viernes, 3 de febrero de 2017

ISIS utiliza drones para atacar a sus enemigos


ISIS utiliza drones para atacar a sus enemigos


Hace aproximadamente dos años que el Estado Islámico comenzó a utilizar drones de vigilancia, pero en los últimos meses las tropas de ISIS han comenzado a aprovechar drones para atacar posiciones iraquíes y americanas con bombas y explosivos. Una serie de documentos descubiertos en enero han revelado cómo las operaciones con drones se han vuelto cada vez más ambiciosas entre las milicias armadas de ISIS.

En esos documentos han encontrado cuatro páginas con listas de comprobación en las que se evaluaban las distintas misiones realizadas por estos drones. Además han aparecido datos que muestran cómo los responsables de estas operaciones han estado consiguiendo distintos elementos adicionales como GoPros y receptores GPS para reforzar este tipo de operaciones, algo que el Ejército de Estados Unidos está desde hace tiempo tratando de controlar.

El uso de drones para bombardeos se intensifica en el conflicto


Como revela The New York Times, el Estado Islámico "ha usado más de 80 drones pilotados remotamente contra las fuerzas iraquíes y sus aliados". Esos drones se utilizaron tanto para lanzar bombas como para actuar como bombas aéreas dirigidas por control remoto contra esas fuerzas. En esos ataques han muerto "una docena de soldados gubernamentales", además de haber causado más de 50 heridos.

Eso, revela el Coronel John L. Dorrian, "supone una amenaza para las tropas terrestres y tiene valor como técnica propagandística. Sin embargo no cambia las reglas del juego en lo que se refiere al resultado de la batalla para liberar Mosul". Varios expertos han comprobado la autenticidad de las 30 páginas, que posteriormente han sido publicadas en el Combating Terrorism Center de West Point.

ISIS utiliza drones para atacar a sus enemigos


En las páginas, que se utilizaron en 2015, cuando estos programas comenzaban a funcionar, se comprobó cómo los operarios de estas misiones rellenan el tipo de ataque ("Bombardeo", "Avión explosivo") o aportan notas sobre cada operación para poder perfeccionar esas misiones a posteriori.

A estas listas se les unían los pedidos que dejaban claro cómo estas fuerzas trataban de mejorar el funcionamiento de estos drones con accesorios como cámaras GoPro, tarjetas de memoria, receptores GPS, unidades de grabación de vídeo y palas de repuesto para sustituir las de los drones en caso necesario. "Es probable que el uso de esta táctica por parte del Estado Islámico no sea solo más frecuente cada vez", afirmaba el informe del Pentágono que estudiaba el impacto del descubrimiento, "sino también más letal".

Fuente: https://www.xataka.com