Translate

viernes, 3 de febrero de 2017

Falta poco para la llegada de la consola Nintendo Switch

Falta poco para la llegada de la consola Nintendo Switch

Nintendo Switch es la nueva consola del fabricante nipón, una máquina que marca un antes y un después en la estrategia comercial de la firma que, por vez primera, apuesta por una consola completamente portátil que también se puede jugar en el televisor. ¿Nuestra primera impresión? Inmejorable.

Consola y tableta

Esta mezcla entre consola y tableta (¿es posible que todavía nadie se haya dignado a llamarla 'consoleta'?) sorprende de buenas a primeras por su tamaño. Es bastante más pequeña de lo que podría parecer a simple vista, en parte porque las 6,2 pulgadas que tiene la pantalla no difieren en exceso de lo que podemos encontrar en algunos 'phablets' del mercado. Una vez adaptados los mandos, llamados joy-con, a lado y lado, la Switch adquiere un tamaño más robusto pero sigue siendo una consola cómoda de sujetar y no tan aparatosa como podría parecer en un primer momento.
Falta poco para la llegada de la consola Nintendo Switch

Nintendo ha hecho hincapié durante estas últimas semanas en que es una máquina pensada para reinventar los modos en los que los usuarios se enfrentan al videojuego. Switch se puede utilizar como una máquina de sobremesa tradicional, conectada a un televisor; se puede emplear como una portátil tradicional (aunque con el mismo catálogo de sobremesa) e incluso se puede compartir con un amigo, haciendo uso cada uno de uno de los dos joy-con. ¿Es la consola total que pretende vendernos la compañía?
Falta poco para la llegada de la consola Nintendo Switch


Alimentarse vía USB-C

Donde no cabe ninguna duda es en el acierto que supone Switch como consola portátil capaz de mover juegos AAA. E incluso uno de sus puntos débiles, la vida de la batería, tiene una interesante vuelta de hoja ya que la consola puede alimentarse, vía USB-C, de fuentes de alimentación externas por lo que un largo viaje de avión puede solventarse con un puerto USB en el asiento o una power bank en la mochila.

En su presentación ante los medios, Nintendo también ha mostrado muchas de las virtudes de la consola. Muchas de ellas están relacionadas con los mandos. Los joy-con son dos pequeñas obras de orfebrería desde un punto de vista técnico. Tienen lo que Nintendo llama 'vibración de alta definición', que no es otra cosa que una motores que vibran de una manera muy precisa. Tanto, que uno de los minijuegos de 1-2-Switch, título de salida con la consola, consiste en agarrar un joy-con y adivinar cuántas bolas se esconden en el mando, sólo moviéndolo sobre la palma de la mano, y tratando de averiguar el número por las vibraciones que emite. Pista: no hay ninguna bola en su interior, pero el truco está tan bien hecho que provoca una mueca de asombro.
Falta poco para la llegada de la consola Nintendo Switch

Algo parecido sucede con Arms, otro título que estará disponible durante los primeros meses de vida de la consola y que rescata el concepto de Wii y Wii U de jugar moviéndose. Esta especie de juego de lucha obliga al jugador a mover los joy-cons y a golpear al aire como en aquel juego de boxeo de Wii Sports. El resultado es mucho más preciso y divertido, y tiene cierto potencial, pero a estas alturas de la partida el tiempo de jugar al estilo Wii parece haber quedado atrás y los minijuegos que hemos visto tenían un aspecto más cercano a la demo técnica para explicar las bondades de los controladores.




Fuente: http://www.elconfidencial.com