Translate

miércoles, 1 de febrero de 2017

Sextech (tecnología para el sexo) más allá de los límites


La empresaria Cindy Gallop está empeñada en llevar la tecnología para el sexo más allá de sus límites.

Tal vez estés pensando: ¿realmente necesita el mundo más vibradores o más entrenadores inteligentes de Kegel?

Sexo social

Pero Gallop define sextech (tecnología para el sexo) como cualquier tecnología diseñada para innovar y mejorar la sexualidad humana.

Para ella, eso significa hacer que la gente se sienta cómoda al hablar de sexo... y al compartir videos de ellos mismos teniéndolo. Gallop, ejecutiva de publicidad retirada que vive en Nueva York, le llama a eso “sexo social”.



Mitos sobre el sexo

Desde el 2009, ella ha trabajado para normalizar las conversaciones sobre sexo, primero lanzando una página que solo tenía como fin desmentir mitos sobre el sexo que provienen de la pornografía (por ejemplo: no, no es cierto que a todas las mujeres les guste que las maldigan en la cama).


Haz el amor, no porno

En el 2013, expandió su negocio con Make Love Not Porn (Haz el amor, no porno), una plataforma en la que la gente puede compartir videos de relaciones sexuales consentidas con su pareja.

Gallop quiere combatir el hecho de que el sexo sea tabú. Según ella, cuando la gente habla del tema, sus palabras suelen estar acompañas de vergüenza.

Donald Trump 

Dados los hechos recientes, tal vez hoy es más importante que nunca que la gente hable del sexo y el porno. Después de todo, Donald Trump trató de hacer pasar su comentario de “hacer lo que quiera con las mujeres, incluso agarrarlas del coño” como una “charla de vestuario”.

Y al estudiante de Stanford Brock Turner solo le dieron seis meses de cárcel por abusar sexualmente de una mujer inconsciente detrás de un basurero. El padre de Turner defendió su comportamiento, sugiriendo que “20 minutos de acción” no ameritaban ir a prisión.

Algunos culpan a la disponibilidad de porno agresivo de fomentar una cultura que proyecta como normal, y hasta apropiada, la supremacía del hombre.

En contra del porno violento

Después de que Turner fue sentenciado, la página web de porno xHamster adoptó una postura en contra del porno violento. Decretó la regla ‘Brock Turner': cuando los usuarios buscan imágenes o videos de violaciones en su sitio, los orientan a buscar servicios de salud mental.

“Tenemos que dar esta discusión y la gente cada vez comprende más porqué”, le dijo Gallop, de 57 años, a CNNMoney. “Cuando agarrar a una mujer por el coño es avalado presidencialmente, no podemos seguir viendo el sexo y el porno como siempre lo he hemos hecho”.

Gallop quiere que Make Love Not Porn (Haz el amor, no porno) se convierta en una contraposición del porno, pero ha tenido problemas para encontrar financiadores para el proyecto.

Dice que ha recaudado cerca de 1 millón de dólares desde el 2011 (en una mezcla de su propio dinero y de recursos de inversionistas providenciales). Durante los últimos dos años, ha tratado, en vano, de recaudar 2 millones de dólares adicionales.

Según ella, los inversionistas todavía son muy cautelosos con la idea de financiar públicamente una empresa de tecnología para el sexo que aún es considerada como algo “tabú”.

Falta de recursos

Pero la falta de recursos no ha hecho que se rinda. Al contrario, Gallop está creciendo. En noviembre anunció que busca recaudar 10 millones de dólares con un nuevo fondo para invertir en su empresa y apoyar otras empresas de tecnología para el sexo.

“Decidí que tal vez tenga más éxito consiguiendo dinero para financiar esa categoría que financiando mi propia compañía”, dice.

Una de esas empresas para las que está recaudando fondos a través de una plataforma de crowdfunding es MLNP, cuyo modelo actual de negocio se sostiene gracias a que la gente paga por transmitir videos sexuales en la página. Parecido a lo que pasa con YouTube, los creadores de esos contenidos (son cerca de 200) reciben una porción de las ganancias basada en el número de veces que sean vistos.

Academia online

Gallop también sueña con formar una academia online de educación sexual, donde padres y maestros puedan encontrar consejos de educadores sexuales sobre cómo hablar con los niños sobre el sexo y los valores.


Pornhub

Según ella, la masificación del porno no puede, y no debería, ser ignorada. Una de las páginas de adultos más populares, Pornhub, aseguró que durante el 2016 se vieron en ese sitio 91.000 millones de videos.

La falta de una conversación abierta y honesta sobre el sexo hace que mucha gente no diferencie bien el porno como entretenimiento y el sexo como una realidad.

“Hablar de sexo abierta y honestamente trae muchos beneficios sociales que este mundo realmente necesita”, afirma Gallop.

Fuente: http://cnnespanol.cnn.com